Mi cachorro muerde las manos

 Contacto MascotaModa Wathsapp 0995609758 Numero de telefono MascotaModa(02) 5 00 80 60   Facebook MascotaModa   Instagram MascotaModa

Carrito 0

Carrito de Compras

No tiene productos en su carrito.

Los cachorros desarrollan rápidamente la mala costumbre de morder las manos. 

Tienen esos pequeños y filudos dientes que causan dolor y molestia.

¿Mi cachorro es agresivo? ¿Cuándo sea adulto morderá con más fuerza? ¿Por qué mi cachorro muerde las manos?

MORDER LAS MANOS NO ES SIGNO DE AGRESIVIDAD. No quiere decir esto que no debamos controlarlo, pero solo como medida educativa y pensando que es un proceso normal del desarrollo.

¿Por qué muerden las manos los cachorros?

El cachorro está aprendiendo a relacionarse con los humanos, está deseoso de usar su fuerza y sus aptitudes para el juego. Un perro descubre el mundo con su olfato y lo atrapa con su boca. 

Por eso es normal que muerda, rasguñe, y quiera jugar con sus dientes.  Pero lo más importante es saber que él está probando hasta dónde puede llegar y cuáles son sus límites.

Normalmente un perro que separaron correctamente de su camada a las 8 semanas no debería tener este problema. Muchos criadores por rentabilizar separan los cachorros muy rápido y nos dejan el problema a nosotros.

¿Cómo se controlan las mordidas?

Olviden la historia de jerarquías y dominancia que por ahora es más una complicación que una realidad.

La manera más fácil de corregirlo es hacerlo probar su propia fuerza. Es decir que el vea y sienta que con su hocico puede hacer daño. 

Entonces cuando intenta mordernos, no retiramos la mano, al contrario, la introducimos más en su hocico de manera impositiva.

Ayudamos con la otra mano para tener la parte de atrás de la cabeza y no dejarlo esquivar nuestra respuesta.

Si hacemos esto cada vez que el intenta morder nuestras manos, al cabo de algunas horas, él se dará cuenta de lo incomodo que resulta morder a su amo y dejara de hacerlo.

Tengan en cuenta que para que esto funcione, tienen que aplicarlo el 100% de las veces y de manera segura y decidida. 

El cachorro se quejara y es normal, de eso se trata, de mostrarle lo desagradable que es una mordida. 

Son ejercicios cortos y efectivos, solo ponemos la mano bien al fondo de su boca y la sostenemos por algunos segundos hasta que el mismo trate de soltarse.

Nada de cantaletas ni palabras que lo confundan. Lo importante es no caer en el falso cariño que permite todo, y no corrige porque da pesar. Es mejor una corrección segura cuando es cachorro que un perro maleducado.

Esta corrección no le duele, es solo una incomodidad muy fuerte que el tratara de evitar.

Es importante que lo hagan todos los miembros de la familia y los papas junto a los niños. Si quieren pueden usar guantes de cambiar ruedas de carros o de jardinería para sentirse más cómodos.

Productos en OFERTA