(02) 5 00 80 60 0995609758   Facebook MascotaModa    

MascotaModa Ecuador
Accesorios para Mascotas Ecuador

Educar o corregir un cachorro en Quito Guayaquil y todo Ecuado

Educar o corregir un cachorro en Quito Guayaquil y todo Ecuador

Como corregir un cachorro
Corregir correctamente un cachorro o perro
Muchos comportamientos se solucionan fácilmente cuando conocemos un método que nos permita hacer correcciones rápidas y efectivas en cualquier situación.
Para corregir un perro y poder detener y desaparecer las actitudes que nos molestan, debemos tener claro que es lo que esperamos de él, que comportamientos autorizamos y cuales prohibimos. Con un perro no podemos ser ambiguos, no podemos permitir a veces sí y a veces no, debemos ser firmes y disciplinados en nuestras decisiones.
 
 
Recordemos que un problema de comportamiento puede ser cualquier cosa que incomode la armonía de la relación con el perro.  No existe un comportamiento correcto universal, eso depende de cada persona, para algunos subir a la cama será un error y para otros un placer. Limítese a corregir aquello que a usted le incomode sin estresarse por lo que es correcto y lo que no. Lo importante es que una vez que decide que algo no se puede, lo decida definitivamente.
Comencemos por hacer una diferencia de los problemas de comportamiento. En mi método yo tengo dos niveles de faltas que simplemente pueden ser graves o simples.
Comencemos entonces hablando de las faltas leves, que son y cómo se solucionan.
 
 
FALTAS LEVES:
Una falta leve es una actitud molesta que tiene nuestro cachorro que no afecta radicalmente nuestra vida, es decir que no nos afecta ni física ni psicológica ni económicamente. Es bastante subjetivo y por lo tanto es decisión de cada uno de ustedes  nivelar, pero en general depende de estos tres factores.  Ejemplo: un perro que ladra en la puerta, puede ser molesto pero no nos afecta radicalmente en el corto plazo. Otro puede ser un perro que sube al sofá, si bien es cierto que ensucia, si es corregido a tiempo no es nada del otro mundo.
Para corregir este tipo de faltas usamos simplemente la palabra “NO”, es una palabra corta de uso universal y que no implica agresividad, es muy cómoda y fácil de encontrar.
Entonces utilicemos el segundo ejemplo para explicar cómo se usa correctamente esta palabra. Lo más importante es que siempre este acompañada de una explicación física y sin ninguna palabra adicional al simple “NO”.
Si el perro sube al sofá, lo bajamos con una mano de manera explicativa, no agresiva ni furibunda y decimos con un tono seco y seguro la palabra “NO” todo al tiempo. No aumentamos ninguna palabra ni cantaleta que confunda al perro. 
Una vez que está abajo del sofá terminamos con la corrección y no continuamos con explicaciones innecesarias. Entre más rápida sea la corrección más efectiva será. Es por eso que insisto en que no digan ni hagan más cosas de las que indico. Solo lo bajan y dicen “NO” eso es todo.
Otro ejemplo: si el perro quiere comer el pan de la mesa y no queremos que tenga este comportamiento, entonces quitamos su hocico con la mano alejándolo de la mesa y le decimos “NO” y eso es todo.
Si el perro insiste repetimos el proceso, si lo hace de nuevo insistimos de nuevo, y si lo hace de nuevo entonces pasamos a otro nivel que son las faltas GRAVES.
 
 
FALTAS GRAVES
Una falta graveen un perro,  es la suma de tres faltas leves consecutivas. Realmente consecutivas no puede ser una hoy y otra mañana o una ahora y otra en 10 minutos, en ese caso siguen siendo leves. 
Retomando el inicio del artículo, Una falta grave también es algo que nos afecte física, psicológica o económicamente. De igual manera todo esto está dentro de los subjetivo, entonces nosotros debemos poner nuestro criterio y decidir cuándo es grave y cuando no. 
Un ejemplo puede ser un perro que intenta morder o gruñir a su amo, esto es una falta grave sin lugar a dudas por que nos afecta físicamente y puede ser peligroso hacia terceros. Puede ser también un perro que encontramos destruyendo el mobiliario de casa, nos afecta económicamente y también psicológicamente si es algo que nos gusta o que apreciamos.
Para corregir este tipo de faltas debemos usar una palabra única y significante. El perro solo la escuchara cuando una corrección fuerte tenga lugar.  Lo ideal es que no forme parte de nuestro lenguaje corriente. Yo uso mucho “STOP” o “TAY” pero ustedes pueden usar la que quieran, lo importante es que sea fuerte y corta.
Para que esta corrección funcione y sea realmente eficaz debe ser acompañada de un sobresalto físico que marque el momento, no hablo de maltratos ni de golpes, hablo de un choque psicológico que deje claro un refuerzo negativo de ese momento.
 
 
Las dos correcciones que yo propongo para estas faltas son: un sacudón fuerte, corto y seco en la piel que se encuentra en entre los omoplatos del perro (abajo del cuello) ó una palmada segura bajo su hocico
Explico ahora como aplicar esta corrección. Imaginemos que entramos a la habitación y encontramos al cachorro mordiendo las gafas de lectura. Inmediatamente gritamos la palabra de corrección grave tomando el cachorro con nuestra mano y sacudiéndolo de manera segura. Debe ser corto y muy claro. 
El cachorro seguramente llorara y dejara el lugar, nosotros simplemente ignoramos y seguimos nuestra vida normal. Ya saben, nada de cantaletas ni alegatos, solo una corrección y nada más, es difícil de asimilar, pero entre más corta y firme sea la corrección MEJOR FUNCIONA.
Un perro al que le insistimos en nuestra ira y lo perseguimos para continuar regañándolo será un perro confundido que no sabe si lo corrigen por escapar, por romper, por llorar o porque…  Por eso recuerden siempre la clave del éxito es ser CORTO Y FIRME en las correcciones.
×
 x 

Carro vacío
Canasta Compra(Carro vacío)

MEDIOS DE PAGO SEGUROS
DEPOSITOS  TRANSFERECIAS Y TARJETAS

¿CONTACTO?