(02) 5 00 80 60 0995609758   Facebook MascotaModa    

MascotaModa Ecuador
Accesorios para Mascotas Ecuador

PLACAS DE IDENTIFICACIÓN PARA PERROS

Quiero compartirles la historia de uno de nuestros más queridos clientes, espero les sirva. Esto puede suceder en cualquier ciudad del Ecuador.

… Vivo cerca del malecón del Salado y como cada tarde, iba dando mi caminata con mi mejor amiga Cali (mi perrita que lleva conmigo 4 años). Por supuesto con su correa, al dar la vuelta para casa empezaron a escucharse muy esporádicamente fuegos artificiales.

¡Claro! Recordé que era el día de la independencia de Guayaquil, así que el show de fuegos artificiales estaba comenzando, ¡qué espectáculo!

Noté muy nerviosa a Cali, así que traté d tranquilizarla, entramos al patio de casa, tomó agua, le di su alimento y, cuando se disponía a comer, comenzaron a escucharse más seguido y no pudo más, estaba muy nerviosa y corría por todos lados.

Traté de meterla a casa como siempre hago para alivianar su estrés y malestar, un entrenador ya me había dicho que ellos tienen mucho más sensible el sentido del oído y que el ruido de los fuegos artificiales, así como los truenos pueden ser un factor de mucho estrés para nuestros queridos peluditos.

Volviendo a la historia, Cali ni siquiera contempló la opción de entrar a casa, saltó su pequeña rejilla que divide el patio de la calle y salió corriendo desorientada. Yo la seguí lo más rápido que pude, gritándole, chiflando para que se detuviera, pero nada funcionó. Simplemente en la siguiente calle la perdí de vista. ¡Qué pesadilla!

Seguí buscándola varias horas, pero todo era inútil, los fuegos artificiales estaban en su máximo resplandor, así que, desanimada, cansada y muy triste, regresé a casa. Ahora ¿cómo iba a encontrarla?

Esa noche ni siquiera pude dormir, ya saben, escribí un anuncio en Facebook con su foto, su nombre y mi teléfono por si alguien la reconocía.

A la mañana siguiente recorrí de nuevo el trayecto que siguió antes de perderla de vista, pero no tuve éxito.

Cuando de repente recibí una llamada a mi celular, se trataba de una señora.

Me dijo; Hola, ¿conoces a esta la perrita Cali? La encontré por la mañana escondida en mi garaje debajo de unas maderas que tenemos ahí, vi su placa de identificación y decidí llamar para devolverla a su casa.”

Yo estaba en llanto alegre y no podía creer lo que escuchaba, Cali estaba de regreso, ¡¡gracias a su placa de identificación!!

A partir de ese día entendí su importancia, no solo era un adorno que me tardé en elegir de modelo y dudé en poner todos los datos, sino que es una maravillosa

herramienta para que regresen a casa. ¡¡Que valiosa ayuda!!

×
 x 

Carro vacío
Canasta Compra(Carro vacío)

MEDIOS DE PAGO SEGUROS
DEPOSITOS  TRANSFERECIAS Y TARJETAS

¿CONTACTO?